Consultoría web, diseño, comunicación y podcasting

La importancia de una tilde

Las dos fotos que ilustran esta entrada muestran las campañas de planes de pensiones de dos conocidas entidades bancarias catalanas. Ambas fotos están tomadas durante la misma tarde y en la misma ciudad.

En primer lugar, me llama la atención que ambas entidades usen la misma palabra. Las dos se dirigen al mismo tipo de persona: esa que no necesita que le digan de manera obvia “tenemos planes de pensiones que te pueden interesar”. En las dos, la palabra futuro es el contenedor de las ideas a transmitir y así se recalca usando exclusivamente tipografía en ambas aplicaciones gráficas.

A pesar de todo, lo más interesante y la principal diferencia, antes que en un estilo gráfico mejor o peor solucionado, está en la tilde de la u central.

  • En el cartel de la izquierda, el banco te habla a ti. Te llama directamente, te dice “tú”. Usa el pronombre personal de segunda persona de singular.
  • En el de la derecha, el banco te habla de una cosa tuya. Te habla de “[tu] tranquilidad”. Usa el pronombre posesivo de segunda persona de singular.

Me encanta ver cómo cuando usamos correctamente la expresión escrita sus significados pueden evocarnos mensajes tan diferentes. Se agradece ver que a pesar de tantos carteles y señalécticas que obvian todas las tildes haya propuestas gráficas que sin ellas no son nada.

Y a estas alturas, me pregunto: ¿deben diseñadores, creativos, marketineros, y fauna similar que no son copys, tener una expresión escrita impoluta? Desde mi punto de vista sí y de manera obligatoria. Si somos comunicadores de ideas, tenemos que saber expresarnos de la mejor manera y sobre todo porque nuestros trabajos nos exponen ante miles de personas.

Es más, si tanto nos gustan las tipografías y nos pasamos horas y horas navegando por fonts.com o myfonts.com, ¿por qué ensuciarlas con una falta de ortografía?

About cainsan

Director de proyectos web - Web project manager en Innovanity, diseñador web experto en CSS y Wordpress, emprendedor e inquieto cree que aún quedan cosas que aportar con un blog más.